Klever Rivas recupera tierras erosionadas en su natal Nabón Destacado

Escrito por  Martes, 13 Junio 2017 19:15
Valora este artículo
(0 votos)
Klever Rivas recupera tierras erosionadas en su natal Nabón Klever Rivas recupera tierras erosionadas en su natal Nabón

Catedrático universitario nativo de este cantón azuayo usa sus conocimientos y saberes en un ambicioso proyecto de remediación social y ambiental.

Evitar que los campesinos emigren a las ciudades por la falta de un empleo asalariado y que la erosión de las tierras de su nativo cantón Nabón siga desertificándolo, son los grandes objetivos del proyecto que ejecuta en la comunidad de Ayaloma, Kléver Rivas Carrión, un Ingeniero Agrónomo cuyas ganas de investigar y sus ideales de servicio a la comunidad, le llevaron a instalar por cuenta propia un “laboratorio” natural en este rincón de nuestra geografía andina.

Ayaloma, conocida como la Loma de Muerto, por su traducción del kichwa al español, se ubica junto a la carretera que lleva hasta el centro cantonal de Nabón, desde el ingreso por la vía interestatal Cuenca- Loja.

Es una comunidad campesina ubicada a alrededor de 2800 metros sobre el nivel del mar, poblada mayoritariamente por nativos de la zona y algunas familias mestizas, en cuyos alrededores se evidencia la falta de atención a la tierra y grandes manchas de espacios erosionados, que poco a poco le ganan al terreno cultivable y cultivado.

“En este espacio que era pedregoso, no se daba absolutamente nada, estamos a 2.800 metros sobre el nivel del mar. Ahora estoy haciendo solamente un experimento en 3.000 metros cuadrados, para hacer una finca tipo para evitar la migración del campesino a la ciudad. Entonces, con estos 3.000 metros cuadrados la gente puede tener para vivir tranquilamente, para comer y no salir del campo”, asegura Kléver Rivas, quien se desempeña como catedrático de la facultad de Agronomía, de la Universidad de Cuenca.

Flores ornamentales y pasto empiezan a llenar de color los campos antes erosionados de Ayaloma, en el cantón Nabón.

A través de esta iniciativa, que combina los conocimientos de la academia con los saberes ancestrales del cultivo de la tierra, Kléver Rivas implementa una finca tipo en su nativa Ayaloma, comunidad rural de Nabón, donde la migración es parte del pasado y presente de este pueblo, así como el avance de la desertificación de las tierras, hoy abandonadas en gran parte, por la falta de mano de obra que las cultive.

Alegría

“Yo estoy ya tres años o más sembrando plantas traídas de diferentes partes del país y del mundo, De Costa, Sierra y Oriente, de diferente tipo. Tengo aproximadamente unas 760 especies, Son plantas traídas del Canadá, de los Estados Unidos, de Europa, de Japón, de Asia, de África. Entre plantas ornamentales, frutales, medicinales, de todo tipo. Tengo variedades de eucalipto, de papas, de maíz, en fin…de todo tipo”, sostiene con alegría el especialista, mientras muestra las plantas que se están desarrollando con éxito en su laboratorio de Ayaloma, espacio donde hasta hace tres años las piedras y la tierra se apoderaban del predio.

La loma del Muerto luce imponente en esta comunidad azuaya, donde los campos recuperan su color verdoso, en el área del proyecto.

Conocido también por su apego a la investigación y a la trasmisión de conocimientos, este catedrático tiene publicado varias obras relacionadas con su especialidad, en las que recopila conocimientos de la academia con saberes ancestrales trasmitidos de generación en generación, tal el caso del libro “Guía ilustrada de especies agrodiversas en el Ecuador”, el cual cuenta con el aval de la Universidad de Cuenca.

Diversidad

En este predio recuperado de Ayaloma, aguacates de diferentes tamaños y colores se mezclan con ancestrales plantas de pumamaqui, una especie nativa que es maderable, junto a sauces traídos de Inglaterra; más allá se encuentra una especie de maple, considerada símbolo de Canadá, pues es parte de la bandera de ese país.

Unos pasos más adelante se encuentran “los mejores capulíes de Cuenca”, según comenta el especialista, al mencionar que es una especie de grandes frutos lograda con injertos, junto a especímenes de zambos y calabacines; metros adelante aparece una planta conocida como “sangre de drago”, que es utilizada medicinalmente en diferentes regiones de nuestro país, entre otras especies conocidas y desconocidas.

DETALLES

El catedrático de la Universidad de Cuenca, Kléver Rivas Carrión, también presta sus servicios en forma privada, para la creación de minijardines y otras iniciativas de carácter único, para instituciones y familias.

Su afición a la investigación le ha llevado a publicar obras relacionadas con su especialidad, tiene entre sus escritos la “Guía ilustrada de especies agrodiversas en el Ecuador”, un libro ricamente ilustrado a full color. www.elmercurio.com 11/06/2017

Visto 429 veces Modificado por última vez en Martes, 13 Junio 2017 19:16
Comunicador

Estamos dispuestos a recibir tus denuncias o noticias que consideres relevantes en tu comunidad o parroquia, previo una revisión será publicada en nuestra web y en las redes sociales

Sitio Web: www.radionabon.com

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

037876
Today
Yesterday
This Week
Last Week
This Month
Last Month
All days
497
257
754
35730
3764
5785
37876

Your IP: 54.156.92.46
Server Time: 2017-08-21 19:38:44